jueves, 20 de octubre de 2016

74 años de la eterna rivalidad

Ya casi se cumplen 74 años del primer duelo entre Caracas y Magallanes. Ocurrió el 27 de diciembre de 1942, en el viejo estadio de San Agustín. Ese día comenzó la rivalidad que este jueves se retoma en la capital

Estadio de San Agustín, sede del primer duelo
Mucho antes de que existiera la Liga Venezolana de Beisbol Profesional. Antes, incluso, de que hubiera un equipo llamado Leones y de que la nave jugara en Valencia. Antes de todo eso y más, hace 74 años, nació la rivalidad que hoy vive un nuevo capítulo entre Caracas y Magallanes.

Melenudos y turcos se verán este jueves en el estadio Universitario.

Es la primera vez en el campeonato 2016-2017 que miden fuerzas los dos equipos más populares de la pelota local, esos que reúnen, al menos según la conclusión de dos encuestadoras, a alrededor de la mitad de la fanaticada que se desvive y se desmuere por el deporte nacional.

(La pasión que causan los Eternos Rivales es tal, y toca de tal modo a propios y extraños, que la empresa que contrató uno de esos estudios de opinión pidió no revelar su identidad, como también lo solicitó el ejecutivo de la encuestadora que llevó a cabo la otra indagación.)

La fiesta que prenderá las luces del parque capitalino comenzó abonada por el instinto para los negocios del legendario Martín Tovar Lange, según cuenta el desaparecido Alexis Salas.

Tovar Lange, deseoso de invertir en un club de beisbol, se asoció con la Cerveza Caracas para convertir una novena varguense, el Cerveza Princesa, del inolvidable Jesús Corao, en el reluciente Cervecería Caracas, en 1942.

Ya el Magallanes era una institución de raigambre popular, especialmente en el oeste de la capital. Había renacido en 1928, una década después de desaparecer el primer equipo que llevó ese nombre y que jugó entre 1917 y 1918.

La travesía de la nave era fructífera, al momento de aparecer el Cervecería. Conquistó la Serie  Nacional de 1930, sembrando de encono deportivo sus duelos contra el Royal Criollos, la principal divisa del régimen gomecista y creador del “purocriollismo” en los tiempos fundacionales de la pelota nativa.

Magallanes había sido subcampeón en la edición de 1941 de la Primera División, heredera de la Serie Nacional y último antecedente de la LVBP. Con esa medalla en el pecho, concurrió al primer tope contra quien se convertiría en su eterno rival.

Tovar Lange resucitó el “purocriollismo”, con una audaz política de contrataciones. Firmó a muchos de los mejores peloteros venezolanos del momento, incluyendo a varios Héroes del 41, y al revivir la orgullosa virtud del Royal, heredó también la pugna con los Navegantes, que por entonces escribían con minúscula ese nombre, por ser sólo uno de los apodos del conjunto (también “leones” era sólo un mote conferido a los capitalinos, a quienes llamaban “los leones del Anauco).

Aquel 27 de diciembre, siete décadas atrás, el gran Vidal López, enseña y figura de los turcos, abrió por el Caracas, lanzó juego completo y disparó tres hits como cuarto de la alineación, camino a un blanqueo de 3 carreras por 0.

Lo de López fue sólo una de muchas paradojas en los inicios de ambos clubes.

El “Muchachote de Barlovento” ya había sido miembro de la nave. Y volvió a ser, a partir de 1943, y hasta su retiro, una de las caras más reconocidas en el bando de los bucaneros, que para más paradojas vistieron en los años 30 una camiseta que ponía “Magallanes de Caracas”.

Así empezó la fiesta que este jueves retoman en Los Chaguaramos.

Así jugaron aquella primera vez
Luis Aparicio Ortega, el “Grande de Maracaibo”, el hombre en cuyo homenaje se disputa esta temporada de la LVBP, fue el primer bateador en un duelo entre Caracas y Magallanes, aquel 27 de diciembre de 1942. Tenía 30 años de edad. Faltaba algo más de una década para que cediera bate, guante y leyenda a su hijo Luis Aparicio Montiel, con Gavilanes y en Maracaibo, en 1953.

Vidal López hizo el primer pitcheo de ese choque histórico, en el estadio de San Agustín. También hizo el último, porque aisló seis hits y lanzó completo.

El cubano Plácido Bernal comenzó por los turcos, que contaron con jugadores notables en su alineación, como Jesús “Chucho” Ramos y Balbino Inojosa.

Los capitalinos presentaron un lineup de estrellas, con José Antonio Casanova, José Pérez Colmenares, Héctor Benítez “Redondo”, Luis Romero Petit, Ramón “Dumbo” Fernández y otros Héroes del 41.

El torneo estuvo tan cerrado como ese choque, que ganó el Caracas 3 por 0. El Cervecería se proclamó campeón, con juego y medio de ventaja sobre los bucaneros. Magallanes se desquitó, al obtener la corona un año después.
Versión actualizada de la nota publicado en El Nacional, el domingo 21 de octubre de 2012.

14 comentarios:

  1. Toda una novela, luego vienen los Tigres y ganan.

    ResponderEliminar
  2. Toda una novela, luego vienen los Tigres y ganan.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. La organización de los Tigres de Aragua ha sido muy exitosa en los últimos 13 años, está bien, pero el tema aquí no es ese como para comentarios infantiloides fuera de contexto. Cómo bien lo pueden leer, si saben entender el texto y más allá de los últimos éxitos tanto de Caracas y Magallanes, se trata de la raigambre de ambos equipos dentro de lo afición venezolana al béisbol por la larga data de esta rivalidad. Ambos pueden estar en los últimos lugares de la tabla de posiciones y sin embargo, llevar más público al estadio que los demás equipos de la liga, y de paso, cada vez que cualquiera de ellos dos juega en otra plaza llevan más público en promedio a las mismas, lo que se demuestra en el aumento de las entradas cada vez que Magallanes o Caracas juegan, por ejemplo, en Maracay o Barquisimeto. Si bien los Tigres ganaron en buena lid el último campeonato, eso no es tema aquí, y si de éxitos se trata recuerden que entre Caracas y Magallanes tienen 32 títulos

    ResponderEliminar
  6. La organización de los Tigres de Aragua ha sido muy exitosa en los últimos 13 años, está bien, pero el tema aquí no es ese como para comentarios infantiloides fuera de contexto. Cómo bien lo pueden leer, si saben entender el texto y más allá de los últimos éxitos tanto de Caracas y Magallanes, se trata de la raigambre de ambos equipos dentro de lo afición venezolana al béisbol por la larga data de esta rivalidad. Ambos pueden estar en los últimos lugares de la tabla de posiciones y sin embargo, llevar más público al estadio que los demás equipos de la liga, y de paso, cada vez que cualquiera de ellos dos juega en otra plaza llevan más público en promedio a las mismas, lo que se demuestra en el aumento de las entradas cada vez que Magallanes o Caracas juegan, por ejemplo, en Maracay o Barquisimeto. Si bien los Tigres ganaron en buena lid el último campeonato, eso no es tema aquí, y si de éxitos se trata recuerden que entre Caracas y Magallanes tienen 32 títulos

    ResponderEliminar
  7. Excelente su opinion Sr. Cordova. Las personas a quienes ud. responde opinaron fueta de contexto. Al parecer son aficionados de Aragu que aun celebran los triunfos obtenidos merecidamente en los ultimos campeonatos pero que nada tienen que ver con el tema del articulo.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Raigambre: Conjunto de antecedentes, intereses o hábitos que hace que una cosa sea estable o segura o que ligan a una persona a un lugar determinado.
    Quiere decir que a través de 74 años se ha mantenido una rivalidad deportiva, alimentada por las aficiones más grandes del país, por capítulos beisbolísticos épicos, inolvidables, por grandes peloteros que han vestido los uniformes de ambas divisas, y cabe destaca, la mayoría de los grandesligas venezolanos han jugado para Caracas o Magallanes. Son 74 años sin decaer, no es cosa solamente de una década exitosa.

    ResponderEliminar
  10. Es decir, aquí no cabe "marketing" porque no hace falta.

    ResponderEliminar
  11. Impresionante. Como unas pocas palabras, desatan y desnudan una especie de resentimiento, por el estatus actual de las novenas más populares de todos los tiempos.
    Es verdad, desde que tengo uso de razón Caracas y Magallanes han sido lo más publicitado dentro del béisbol, nos lo han metido hasta más no poder.
    Bueno, y como no? Si Se supone que de esto viven los medios.
    Dichos estos los responsables de expandir tal popularidad por todo el país. Osea a mi entender sin la publicidad de esta rivalidad. Hace rato habría muerto. Osea ha sido como un avión regando semillas por todo el país.
    El resto de los equipos han GANADO su fanáticada más por el sentir de su region y por esfuerzo propio, q por tener la ventaja de la publicidad.
    Claro aquí también habría q mencionar q caracas y Magallanes han ganado más títulos. Pero siempre hay q tener en cuenta q son los más ancianos de la liga.
    Hablando del presente, ya no son ambos, protagonistas año tras año.
    Ya hay otras fuerzas que emergieron y q a pesar de no contar con el beneplácito de la igualdad publicitaria. Hoy por hoy son y seran potencias béisboleras que seguirán marcando su propio rumbo, según sus propios Logros.
    Pues aprendieron como ganar, les gusto ganar. Y hoy por hoy sus regiones gozan con las más nutridas granjas de desarrollo béisboleras. Osea dudo mucho que esto solo quede hasta lo que hemos visto.

    ResponderEliminar
  12. Impresionante. Como unas pocas palabras, desatan y desnudan una especie de resentimiento, por el estatus actual de las novenas más populares de todos los tiempos.
    Es verdad, desde que tengo uso de razón Caracas y Magallanes han sido lo más publicitado dentro del béisbol, nos lo han metido hasta más no poder.
    Bueno, y como no? Si Se supone que de esto viven los medios.
    Dichos estos los responsables de expandir tal popularidad por todo el país. Osea a mi entender sin la publicidad de esta rivalidad. Hace rato habría muerto. Osea ha sido como un avión regando semillas por todo el país.
    El resto de los equipos han GANADO su fanáticada más por el sentir de su region y por esfuerzo propio, q por tener la ventaja de la publicidad.
    Claro aquí también habría q mencionar q caracas y Magallanes han ganado más títulos. Pero siempre hay q tener en cuenta q son los más ancianos de la liga.
    Hablando del presente, ya no son ambos, protagonistas año tras año.
    Ya hay otras fuerzas que emergieron y q a pesar de no contar con el beneplácito de la igualdad publicitaria. Hoy por hoy son y seran potencias béisboleras que seguirán marcando su propio rumbo, según sus propios Logros.
    Pues aprendieron como ganar, les gusto ganar. Y hoy por hoy sus regiones gozan con las más nutridas granjas de desarrollo béisboleras. Osea dudo mucho que esto solo quede hasta lo que hemos visto.

    ResponderEliminar
  13. No hay resentimiento,eso está en otro lugar, donde apenas mencionan Caracas o Magallanes y saltan las liebres a desmeritar lo que ambas novenas han alcanzado. Eso si es resentimiento y se da más que todo desde las Tejerias hasta el peaje de La Cabrera. Vuelvo a repetir, la rivalidad no ha muerto ni por malos resultados ni falta de éxitos en los últimos años, y el sólo encapsularla dentro del marketing es una muestra de complejo anticaraquista o antimagallanero, muy frecuente en los límites antes mencionados. Ambas fanaticada, presentes A NIVEL NACIONAL, y no sólo en u a zona, se han alimentado más que por publicidad, es por logros, episodios emocionantes a través de muchas décadas. Si bien son las franquicias más antiguas de la liga, no necesariamente por sólo ésto es que tienen más campeonatos, verifiquen la cantidad de campeonatos que tiene sólo Caracas en comparación con los Tigres desde 1965, que es cuando arranca ese gran equipo

    ResponderEliminar