jueves, 22 de septiembre de 2016

Hay que votar por Leonardo Hernández

El Emergente
Ignacio Serrano

Leonardo Hernández es apenas uno de 22 nombres en la papeleta de votación este año para nuestro Salón de la Fama.

Su legado se confunde con el de otros muchos astros del pasatiempo nacional, figuras que en su momento desataron pasiones en la LVBP: Luis Raven, Giovanni Carrara, Richard Garcés, Jesús Alfaro, Alex Delgado, Roger Cedeño, Juan Carlos Pulido, Omar Daal…

Es natural que las hazañas del ex antesalista se diluyan entre tantos candidatos. Máxime cuando los votantes apenas podemos seleccionar esta vez a tres postulados, la mitad que la ocasión anterior.

Es altamente improbable que alguien salga elegido en esta oportunidad. Necesitaría 75 por ciento y no hay un claro favorito para reunir tres cuartas partes de los apoyos con sólo tres votos por persona.

No importa. Igual hay que explicar de nuevo por qué Leonardo Hernández merece ser uno de los consagrados.

Las generaciones más jóvenes, que ya son parte de este proceso, no vieron jugar al antiguo slugger de los Leones de Caracas y los Tigres de Aragua. 

De hecho, buena parte de su carrera ocurrió en los años 80, una era deprimida por la crisis económica, en la que se jugó con pelotas blandas, que se deformaban con casi cada batazo. Un tiempo en el que hubo líderes jonroneros con 5 tablazos en un torneo.

En esa era pre esteroides, Hernández hizo buena parte de su recorrido en Maracay, sin grandes medios de comunicación alrededor.

Ese pelotero se retiró con 72 cuadrangulares. Sólo Antonio Armas tenía más que él en la LVBP.

Dijo adiós con 416 empujadas, más que Armas y únicamente superado por Víctor Davalillo y Camaleón García.

Se despidió con 155 tubeyes, apenas por detrás de Davalillo, García y César Tovar.

Ese slugger también acumuló 74 bases robadas. Al colgar los spikes, ocupaba el puesto número 13 de todos los tiempos en nuestra pelota también en eso.

¿Cuán rara es esa combinación de poder y velocidad? Mucho. Fue el primer toletero de nuestro beisbol con 70 estafas y 70 vuelacercas. Tan difícil logro apenas ha sido emulado por otro jugador, Robert Pérez.

En las siete décadas que tiene el circuito, sólo hay tres nombres con al menos 50 bambinazos y 50 robos; además de él mismo y de la Pared Negra, José Castillo. Nadie más. Así de excepcional fue el talento de Hernández.

Los aficionados y los scouts que le vieron jugar saben de otras dos notables condiciones de este mirandino, nacido en Santa Lucía: un brazo potente y una defensiva de primer nivel.

Así que Leonardo Hernández sobresalió con cuatro de las cinco herramientas, dominó claramente su época, se retiró con estadísticas que sólo igualaban un puñado de inmortales y todavía hoy muestra números comparables con unos poquísimos astros.

¿Por qué entonces no ha sido entronizado? ¿Por qué no tiene una estatuilla en el Museo del Beisbol, como sí la tienen Davalillo, Tovar, Armas y Camaleón?

Hace 22 años fue a batear por última vez. La mayoría de la fanaticada actual no sabe de sus méritos. Cuando mucho, puede citar su corto paso por las Grandes Ligas, justificando así esta larga espera.

Su caso ha sido postergado una y otra vez. Posiblemente eso vuelva a ocurrir esta vez, con tantos postulados y apenas tres votos disponibles por planilla. Pero hay que repetirlo nuevamente: Leonardo Hernández tiene madera de inmortal.

@IgnacioSerrano
www.elemergente.com


7 comentarios:

  1. Lo vi jugar muchas veces en maracay. Fue una fuerza dominante en su epoca

    ResponderEliminar
  2. totalmente de acuerdo, un caballo en la lvbp y ademas excelente persona

    ResponderEliminar
  3. Completamente de acuerdo...Leonardo Hernandez tenía una forma de pararse en el home que a mi me parecia algo cómica con la melena que salia detrás del casco y a veces una especie de bailecito a lo Parkmann (el personaje de la película MBL-2)...pero su efectividad frente a los pitchers contrarios era algo fuera de toda duda, un peligro en el home siempre y uno de los peloteros emblemáticos de nuestra liga en los 80's. Muy buen post

    ResponderEliminar
  4. El gran Leo deberia estar desde hace mucho en el salón de la fama de la LVBP. Temible bateador de los 80s. Uno de los mas completos de la historia. Se paraba horrible al batear..pero le resultaba. A finales de su carrera se convirtio en el pelotero franquicia de aquellos tigres que llegaban lejos pero que no ganaban campeonatos.

    ResponderEliminar
  5. sin duda alguna merece estar en el salon de la fama el era lo que llamamos hoy en dia a luis jimenez el zurdo con mas poder pero el lo hacia a la derecha de igual forma su peso no era problema para correr o robar base recuerdo un juego q tigres clasifico a un round robin un 28 de diciembre y el anoto la carrera desde segunda base con un batazo que le llaman podrido bateado por jesus chalao mendez y que desde segunda anoto con un slide en el plato esquivando al receptor guairista edwin marquez para los tigres avanzar a los round robin excelente leonardo debes estar alli en los inmortales

    ResponderEliminar
  6. Aunque no me parece estar haciendole campaña por esta vía para obtener votos, reconozco que fue tremendo pelotero.

    ResponderEliminar
  7. No se le hace campaña se habla de sus logros en la liga y de la preferencia que tiene el periodista por lo que fue en la liga

    ResponderEliminar