sábado, 24 de septiembre de 2016

En defensa de Giovanni Carrara y Edwin Hurtado

El Emergente
Ignacio Serrano

Giovanni Carrara
Una semana nos tomó elegir a Giovanni Carrara y Edwin Hurtado para completar nuestra papeleta de votación para el Salón de la Fama del beisbol venezolano, aunque durante tanto tiempo fuéramos testigos de su talento sobre el montículo.

La reducción de seis a tres votos en el proceso de selección de este año fue un desafío que nos obligó a sopesar bien quién debía acompañar al gran Leonardo Hernández en la planilla.

Dejamos fuera Richard Garcés, con su leyenda de dominio y sus 124 salvados. También Juan Carlos Pulido, porque en la comparación con Hurtado perdía al contrastar lo hecho por ambos en postemporadas.

No pudimos apoyar a Luis Raven, aunque sea un símbolo de la LVBP por al menos tres lustros. Descartamos esta vez a Omar Daal, porque lanzó la mitad de los innings de nuestros dos elegidos.

Alex Delgado, con sus 11 anillos de campeón, y Tom Evans, un importado que se “venezolanizó” a fuerza de batazos, también quedaron para futuros procesos. Votar, cuando queremos hacerlo a conciencia, es a menudo doloroso.

Era imposible resistirnos a Carrara. No sólo porque fueron 24 temporadas, sino por el dominio demostrado. Es un caso excepcional en la historia de esta pelota, con más de 50 victorias y 50 rescates, lo que habla de su éxito tanto en sus siete temporadas en rol de abridor como las veces en que fue cerrojo.

El derecho de El Tigre fue un brazo excepcional. Al menos en cuatro campañas fue usado tanto en la rotación como en los cierres, lo que es casi una locura. Y a pesar de eso, acumuló 918.2 innings en eliminatorias y 326.2 más en playoffs.

Fue parte de los cuatro títulos de los Cardenales de Lara, dejó 2.93 de efectividad en la fase regular y 3.03 en postemporadas. Además, coronó ese esfuerzo con una decorosa cosecha en las Grandes Ligas, con 10 torneos allí, incluyendo cinco en los que fue uno de los mejores relevistas venezolanos en la MLB, entre 2001 y 2005.

Edwin Hurtado
Hurtado no fue tan prolífico, por las lesiones. Cuando llegó a los Leones del Caracas, en 2004, el brazo le pasó factura por tantos capítulos lanzados con los pájaros rojos. Tampoco llegó a consolidarse fuera de las fronteras, al menos en Japón o en las mayores.

El barquisimetano, sin embargo, fue uno de los monticulistas más dominantes de la LVBP entre 1994 y 2004, con dos premios al Lanzador del Año y una Triple Corona, galardón que únicamente han logrado él y Wilson Álvarez desde la zafra 1971-1972.

Nadie sumó más episodios, triunfos y ponches que Hurtado en ese lapso. Sólo Carrara y Daal le aventajaron en efectividad, entre quienes al menos tiraron 300.0 actos. Y además, tuvo un papel crucial en tres coronas de los crepusculares, con marca de 23-7 y 2.50 de efectividad en 57 encuentros de postemporada, con 288.0 entradas.

Nadie en esta liga ha ganado más juegos o pasado a más rivales por las armas en playoffs que él. Sólo Pulido tiene más aperturas. Únicamente Carrara ha completado más tramos.

El languideciente epílogo de su carrera, a partir de las lesiones que le atacaron luego de los 34 años de edad, podría hacer que algunos no le recuerden como el fiero competidor que fue. Pero Hurtado, al igual que Carrara, marcó una época de nuestro beisbol, y merece por ello estar junto a su amigo y a Leonardo Hernández en nuestro Salón de la Fama.

Publicado en El Nacional, el sábado 24 de septiembre de 2016.

13 comentarios:

  1. Ignacio, no solo Carrara tuvo 50 ganados y 50 salvados, también Roberto Muñoz y Luis Aponte lo hicieron.

    ResponderEliminar
  2. Aponte solo llego. 39 ganados. Roberto munoz no estoy seguro que alla llegado a los 50 salvados. Ya que en su epoca no era comun que existiera cerradores. Y hurtado es barquisimetano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aponte terminó su carrera con 54 ganados y 73 rescates mientras que Muñoz ganó 64 y salvó 59 juegos. Carrara es el tercero en lograr el hito, no es el único.

      Eliminar
    2. Amigo tiene razon. Busque en la pagina de purapelota.com y aparece lo que ud dice. Yo creo es que Serrano quiere decir que carrara es el unico de los hasta ahora elegibles al salon de la fama. que tiene 50 ganados y 50 salvados

      Eliminar
    3. Amigo tiene razon. Busque en la pagina de purapelota.com y aparece lo que ud dice. Yo creo es que Serrano quiere decir que carrara es el unico de los hasta ahora elegibles al salon de la fama. que tiene 50 ganados y 50 salvados

      Eliminar
    4. Ignacio redactó que Carrara era el único lanzador en la historia de la Lvbp, lo cual es un evidente error de Ignacio

      Eliminar
    5. En ninguna parte del artículo dice que es el "UNICO lanzador en la historia de la Lvbp". Textualmente escribió "Es un caso excepcional en la historia de esta pelota, con más de 50 victorias y 50 rescates, lo que habla de su éxito tanto en sus siete temporadas en rol de abridor como las veces en que fue cerrojo."

      Eliminar
    6. En ninguna parte del artículo dice que es el "UNICO lanzador en la historia de la Lvbp". Textualmente escribió "Es un caso excepcional en la historia de esta pelota, con más de 50 victorias y 50 rescates, lo que habla de su éxito tanto en sus siete temporadas en rol de abridor como las veces en que fue cerrojo."

      Eliminar
    7. Editó la nota y por eso no lo lees pero si lo decía inicialmente

      Eliminar
  3. Ignacio se refiere a ambos logros juntos. Osea: 50 victorias y 50 salvados. Carrara es el único q junta ambos logros en su palmares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aponte terminó su carrera con 54 ganados y 73 rescates mientras que Muñoz ganó 64 y salvó 59 juegos. Carrara es el tercero en lograr el hito, no es el único.

      Eliminar
  4. Justa selección. Aunque yo prefería a Garces por encima de Hurtado, es solo un asunto de apreciacion , pues ambos tienen méritos de sobra

    ResponderEliminar