sábado, 30 de julio de 2016

Rougned Odor, el inesperado émulo de Miguel Cabrera

Por Ignacio Serrano

El segunda base venezolano Rougned Odor es célebre por el episodio de su pelea en pleno terreno de juego con el dominicano José Bautista. Pero otros golpes van a darle mayor reconocimiento en el beisbol de las Grandes Ligas: los que asesta con el bate a los lanzamientos que le hacen los pitchers rivales.

Odor ya era un talento en bruto cuando, hace menos de seis años, firmó con los Rangers de Texas un contrato por varios cientos de miles de dólares que le sirvió para comenzar su carrera en el beisbol profesional.

Los evaluadores sabían de sus capacidades con el guante y de la velocidad del swing.

También conocían la estirpe de su sangre: es pariente del ex infielder Rouglas Odor y de los antiguos jardineros Eduardo, Roberto y José Luis Zambrano, protagonistas en la pelota invernal, el primero de los cuales, en su momento, también llegó a las mayores.

Lo que posiblemente nadie imaginaba entonces era que el camarero nacido en Maracaibo terminaría emulando nada menos que a Miguel Cabrera.

Odor le disputa a Cabrera y a Carlos González el privilegio de ser el máximo jonronero venezolano en 2016. Ya eso es una feliz sorpresa.

Pero a finales de julio hizo algo todavía más notable: convertirse en el tercer pelotero venezolano con una temporada de 20 cuadrangulares antes de cumplir los 23 años de edad.

Cabrera sacó 33 pelotas del parque cuando contaba 21 años, en 2004, y volvió a hacerlo a los 22, un campeonato después.

Luego de él, sólo Pablo Sandoval había podido escalar la veintena en un torneo, antes de su celebrar su vigésimo tercer cumpleaños. El 11 de agosto de 2009, cuando sopló 23 velitas, amaneció con 20 bambinazos exactos.

Ya Odor superó ese registro de Sandoval, lo que le deja únicamente detrás de Cabrera y con la posibilidad de convertirse apenas en el segundo venezolano con una cosecha de 30 tablazos de vuelta completa tan temprano en su vida.

Además, quedó a uno de igualar la marca para intermedistas de su edad en la MLB, un tope que Bobby Doerr impuso en 1940, con 22, con los Medias Rojas de Boston.

¿Odor en los récords jonroneros junto a Cabrera? Nadie lo habría pensado hace seis años. Pero ya está sucediendo.

Publicado en ESPNdeportes.com, el sábado 30 de julio de 2016. Aquí el original.

1 comentario: