jueves, 28 de julio de 2016

Luis Ávila: "Había un acuerdo verbal y no podemos esperar más"

Luis Ávila, presidente de los Leones del Caracas, aseguró este jueves que siempre tuvo la idea de que desde la semana pasada existía un acuerdo verbal con la Fundación UCV, pero reconoció el plazo perentorio dado por la LVBP para definir la situación del alquiler del estadio Universitario, ya que, ante la cercanía del próximo campeonato, "no podemos esperar más".

El ejecutivo de los felinos declaró al periodista Andriw Sánchez, a propósito de la rueda de prensa llevada a cabo por Oscar Prieto Párraga, presidente de la liga.

"La organización del campeonato requiere de tiempo suficiente para prepararlo con la debida seriedad", señaló Ávila a Sánchez. "Quedarán apenas 67 días a partir del lunes para el inicio del torneo, y la organización del mismo no puede esperar más".

Los Leones no se han planteado ir a tribunales, para pelear el caso.

"Hemos apostado a conseguir un acuerdo que nos permita jugar como siempre en el Universitario", abundó Ávila. "Estamos haciendo una oferta económica que multiplica por más de cinco lo establecido en ese contrato con la mejor intención de jugar en Caracas. Eso significa un incremento de prácticamente 700% sobre el año anterior. No hacerlo nos causaría perjuicios muy serios, los cuales tendríamos que intentar resarcir, o solicitar justicia en la aplicación de un convenio válido y en pleno vigor".

"Nosotros entendíamos que después de una reunión sostenida el jueves 21 de julio había un acuerdo verbal entre las partes", agregó. "Hasta el momento no se ha firmado, y el lapso que nos dio la LVBP expira el domingo, situación que hemos repetido hasta la saciedad a los representantes de la Fundación. Estamos totalmente a disposición para cualquier reunión que pueda significar acuerdo hasta el domingo a las 12 de la noche, de ahí en adelante será la Liga quien decida acerca de posibles prórrogas".

"Se entiende de las declaraciones del doctor Prieto que, en beneficio del beisbol, no puede haber prórrogas. Nosotros no podemos pasar unilateralmente por encima de un acuerdo unánime de los ocho equipos, cuya finalidad es proteger la calidad del espectáculo. Cualquier decisión en ese sentido ya no está en nuestras manos".

Ávila también declaró al periodista Carlos Duarte, a quien ofreció cifras concretas, que comienzan con 88 millones de bolívares por el arrendamiento como tal.

"Hay que sumar a esos 88 millones, que aceptamos los gastos de mantenimiento de terreno", informó el ejecutivo a Duarte. "Ofrecimos 8 millones adicionales por los espacios que siempre hemos usado, pero que no estaban en el contrato: locales de comida, bar VIP, taquillas y hasta el estacionamiento de peloteros. También ofrecimos un incremento de 1.000 por ciento en los juegos de postemporada, de 41.000 bolívares a 500.000 bolívares".

En resumen: mientras la Fundación UCV había señalado en previos reportes que sólo faltaba el papeleo, surge una petición adicional para compartir ingresos por servicios que no eran parte del acuerdo firmado por cuatro años en 2015, aparente razón por la que está detenida la firma hoy.

Ignacio Serrano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada