martes, 19 de julio de 2016

Dopaje y deporte, dos visiones radicalmente opuestas

El Emergente
Ignacio Serrano

Alex Cabrera viola el reglamento antidopaje de la LVBP, acude a los tribunales venezolanos y obtiene un amparo, sin que la Corte Segunda de lo Contencioso Administrativo siquiera tome en consideración la letra de la normativa y el contexto mundial de la lucha contra el uso de sustancias prohibidas en el deporte. Es una visión del problema.

Una investigación periodística revela que el gobierno ruso organizó un tinglado para ocultar el dopaje de sus atletas y la Federación Internacional de Atletismo aprueba la exclusión de todos los representantes de ese país de los Juegos Olímpicos de Río, a pesar de las pérdidas y el golpe publicitario que esto pueda representar a la imagen de la IAAF, del Comité Olímpico Internacional y los propios JJOO.

Son dos visiones radicalmente opuestas. La de una Corte, que rechazó la petición de anular la política antidopaje de la LVBP, pero que anuló el proceso contra Cabrera, sin citar en la sentencia el texto del artículo que violó el jugador y su contexto internacional; y la del movimiento deportivo mundial, decidido a combatir este mal, aun a sabiendas de que los infractores siempre tendrán ventaja.

Lo sucedido con los atletas rusos es histórico. Una investigación independiente solicitada por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) concluyó que ocurrió un descomunal fraude. El gobierno ruso ordenó la trampa, la mayor de la que se tenga conocimiento desde los tiempos en que aún existía la oprobiosa Cortina de Hierro.

Sus voceros, por supuesto, hablan de un complot en contra de su país. Es lo que dicen todos los gobiernos hallados en manejos oscuros, no importa que sean de izquierda, derecha o centro.

Deportistas, entrenadores, dirigentes y técnicos involucrados en el escándalo admitieron su participación y confirmaron el fraude. De allí el terremoto.

¿Y en Venezuela, qué ocurre? Por un lado, el IND mantiene severos controles sobre los integrantes de selecciones nacionales y recomienda castigar a los infractores, incluso si son descubiertos en el campo profesional. Por otro, la Corte decide a favor del Samurái, sin reparar en lo que dice la norma, en lo que recomienda el IND, en lo que dictan los organismos internacionales y en lo que exige la Ley de Deporte sobre la lucha antidipaje.

Victor Conte, el dueño de Balco, el laboratorio californiano que asesoraba a varias súper estrellas en el uso de esteroides y hormona de crecimiento, describió la dificultad a la que se enfrenta quien trata de combatir a los infractores.

Dijo Conte, al explicar por qué Marion Jones o Barry Bonds pudieron doparse sistemáticamente, año tras año: “La lucha contra el dopaje es una lucha entre el gato y el ratón… sólo que el gato está ciego”.

Es así. Lance Armstrong hizo trampa impunemente, porque utilizaba métodos y sustancias que las autoridades no conocían. Así hizo Jones y así hicieron centenares de deportistas con el meldonium, un medicamento que era poco conocido en occidente y que, al estudiarse, fue incluido en la lista de sustancias prohibidas.

En Venezuela, un tribunal entra en el terreno deportivo para proteger a un pelotero que no siguió lo estipulado en las normas. En el olimpismo, se excluye a todo un país para defender la credibilidad del deporte y la salud de los atletas. Dos visiones opuestas.

Publicado en El Nacional, el martes 19 de julio de 2016.

3 comentarios:

  1. Así es, amigo Ignacio. Y todavía hay quienes defienden a un jugador (no deportista) que hizo trampa, no sólo aquí en Venezuela. No es coincidencia que también haya hecho lo mismo en México y que por vericuetos legales, lo hayan declarado "inocente".

    ResponderEliminar
  2. nosotros aqui en Venezuela vamos al revés mientras la WADA y USADA denuncian a los infractores y los castiga aquí en este país la justicia torcida interfiere para premiar al victimario (Álex Cabrera) y castiga a la victima (LVBP y fanticada) en Venezuela al contrario de lo que pasa en el resto del mundo el gato el es el infractor y lamentablemente el ratón es la Justicia y ojo no está ciega es que se ciega por conveniencia. sólo en Venezuela.

    ResponderEliminar
  3. Datos... interesantes sobre Álex Cabrera:

    http://twitter.com/olintex/status/755811359758036993

    ResponderEliminar