Una conmovedora metáfora universal escrita a partir del Chile roto en pedazos que vivió José Yovane

Una conmovedora metáfora universal escrita a partir del Chile roto en pedazos que vivió José Yovane

miércoles, 29 de junio de 2016

Seguidilla de José Altuve le da una primera marca

El camarero venezolano José Altuve llegó el martes a 31 juegos consecutivos embasándose por hit, base por bolas o pelotazo, una seguidilla en la que ha conectado la pelota a tierra de nadie en 29 compromisos y que ya le depara una primera marca de varias posibles.

Ningún pelotero de los Astros había conseguido una cadena semejante desde que ese club se mudó de la Liga Nacional a la Liga Americana. La marca anterior correspondía al propio Altuve y era también su tope personal, con 29, conseguida en 2015.

La hilera más extensa para jugadores de esa divisa en cualquier circuito en lo que va de siglo corresponde a Lance Berkman, con 37, en 2004.

Más lejos están los topes para venezolanos y para los Astros en general.

Bob Abreu se embasó en 48 duelos uno tras otro, comenzando en agosto de 2000 y cerrando en abril de 2001. Es el máximo entre nativos.

Jim Wynn lo hizo en 52 choques seguidos en 1969 y fue emulado por Greg Gross en 1975, para sentar el récord de los texanos.

Altuve batea para .408 desde que inició su propia seguidilla.

Ignacio Serrano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada