jueves, 30 de junio de 2016

Miguel Cabrera vs. Barry Bonds

El Emergente
Ignacio Serrano

Así es la vida y así puede ser el  periodismo. Barry Bonds visitó el Comerica Park por primera vez esta temporada, el martes. Es coach de bateo de los Marlins y un grupo de reporteros le rodeó, como era de esperarse, para oírle hablar de Miguel Cabrera.

La nota firmada por Katie Strang en ESPN.com pinta a un Bonds admirador de Cabrera. “Es endemoniadamente bueno”. “Su coeficiente intelectual es superior, por eso es tan bueno”. “Tenemos la mejor relación”. “Compararnos no es justo. Sería crear una rivalidad que no necesita existir. No sería lo correcto”.

Ese reporte se titula: “Barry Bonds expresa su admiración por el slugger Miguel Cabrera”.

Tony Paul estuvo allí. Su nota en el Detroit News se titula: “Barry Bonds habla de Miggy, de Leyland y de las preguntas tontas”.

En ese otro reporte, el retrato es más parecido al hombre con quien nadie charlaba en el clubhouse de los Gigantes, en sus tiempos de pelotero activo.

“¿Hablas en serio? No está ni siquiera cerca”, respondió sobre si el venezolano es tan bueno hoy como él lo fue ayer. “Bueno, está cerca. Pero no es mejor bateador que yo, no. Eso sería crear una rivalidad que no necesita existir. No sería lo correcto. Creo que es un intento fácil de parte de ustedes y de mí. Pero si quieren escribirlo, hagan lo que quieran. Es un bateador endemoniadamente bueno”.

Son dos cosas totalmente distintas, la que interpretó Strang y la que publicó Paul. Así es la vida. Una prefirió enfocarse en eso de que Cabrera “es un bateador endemoniadamente bueno”. El segundo se fue por el Bonds que en un momento de la charla soltó: “Estamos haciendo preguntas tontas, muchachos”.

Así llegamos a esta columna que compara a ambos a los 33 años de edad, que el nativo de Maracay acaba de cumplir. Trazamos una línea en 1998, que fue, qué coincidencia, el último torneo que el coach de los Marlins jugó sin doparse.

Cabrera tiene de por vida una línea de .320/.398/.561/.959 y Bonds mostraba una de .290/.411/.556/.966.

Cabrera tiene más jonrones (426 contra 411), empujadas (1.496 contra 1.216), dobles (508 contra 403), hits (2.421 contra 1.917) y bases alcanzadas (4.235 contra 3.679).

Bonds tenía más anotadas (1.364 contra 1.273), triples (63 contra 17), robos (445 contra 38), boletos (1.357 contra 971) y menos ponches (1.050 contra 1.456).

Cabrera tiene cuatro títulos de bateo, uno de jonrones y dos de impulsadas.

Bonds tenía un liderato de cuadrangulares, uno de remolques y ninguno de average.

Que cada quien escoja. Pero el criollo está muy bien parado, al menos como para que la primera respuesta haya sido: “¿Hablas en serio? No está ni siquiera cerca”. A los 33, de hecho, le supera en muchos departamentos, aunque sin la velocidad del estadounidense.

En diciembre de 1998, Bonds comunicó a su amigo Ken Griffey Jr. que había decidido comenzar a doparse. En marzo se destrozó un ligamento, debido a los esteroides.

Poco después, se vinculó a Balco y, como se probó ante el Gran Jurado, consumió varios tipos de anabolizantes y hormona de crecimiento (él admitió que siguió el programa diseñado por el laboratorio, pero juró haberlo hecho sin saber qué contenían las inyecciones).

Por eso, sus números a partir de los 34 años de edad fueron fantásticos, mejores que los de antes. Pero eso ya es asunto de una futura columna.

Publicado por El Nacional, el jueves 30 de junio de 2016.

11 comentarios:

  1. No tenia a mano esas estadísticas de Bonds , si no esta mintiendo y en realidad no se dopo hasta ese momento, el fue casi tan bueno como Cabrera.... (Hasta antes de hacer trampa)

    ResponderEliminar
  2. Barry Bonds ya tenia para ese entonces numeros muy bien encaminados para el salon de la fama, que decir 400 jonrones y 400 bases robadas ya eran un muy buen aval para que alcanzando los 500 vuelacercas fuese un indiscutible inmortal.
    Es lamentable y paradojico que habiendo optado ese camino para lograr mejores numeros no pueda ingresar al salon de la fama, al menos no podra hacerlo sin gran suspicacia que genera la interrogante cuanto realmente ayudo el uso de sustancias prohibidas a un pelotero que ya era lo suficientemente bueno para ser inmortal?

    ResponderEliminar
  3. Creo que Bonds habló con sarcasmo, de ahí lo que dijo sobre las preguntas tontas. Las comparaciones no tienen sentidos, mas si se habla de épocas diferentes.

    ResponderEliminar
  4. Claro que tenia que ser bueno antes de doparse, no cualquiera se dopa y obtiene un rendimiento así, la diferencia va a ser que en adelante los números de Cabrera no serán mejores que los de Bonds, lógicamente por lo del dopaje, por que en condiciones normales, no hubiera logrado esos numeros

    ResponderEliminar
  5. No solo debe resumirse la actuación de los peloteros en números, Bonds es y será superior a Cabrera porque dominaba el juego, infundía terror en pichers y managers, le otorgaban bases por bolas con bases ocupadas, aprte de que era un gran jardinero, tarea pendiente con Cabrera que defensivamente es de regular a malo, tanto que tuvo que ir a primera en un club donde el tercera base es Castellanos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonds fue sin duda un gran defensor, un "five tools player" es indiscutible con el 400-400 pero, ¿decir que Miguel es regular a MALO a nivel defensivo? En el 2012 cuando gano la triple corona y tenia mayor presion en su ofensiva por lo que estaba a punto de lograr, tuvo porcentaje de fildeo de .966 cuando el porcentaje de la liga fue de .952 y tomando en cuenta la temporada de 2014 en 1B que fue su ultima temporada "casi completa" o sin tanto tiempo fuera tuvo porcentaje de fildeo de .995 cuando el porcentaje de la liga fue .992. Barry Bonds fue un jugador completo y en eso estoy de acuerdo contigo, pero que Miguel es de regular a malo en su defensiva, ahi si no te doy la mano. No es el mejor de su posicion, Hosmer se ha ganado a pulso la fama del mejor 1B defensivo de la liga pero cuando minimo Miguel Cabrera es un fieldeador promedio. Castellanos juega 3B por ser una promesa eterna de Detroit y porque Miguel ha dicho ya sentirse mas comodo en la 1B.

      Eliminar
  6. Lo señala de pasada el Sr. Arcia pero me parece que hay que resaltar enfáticamente el valor de la triple corona de Miguel Cabrera y no solo por los números y la dificultad que ha tenido y tendrá sino también por lo que representa para el béisbol.

    ResponderEliminar
  7. Miguel Cabrera, se enfocó en colocar números ofensivos desde los inicios de su carrera. Posee un prototipo de jugador diferente a otros, comparable con el dominicano Albert Pujols. Ambos son una nueva versión de la combinación del poder jonronero con altos promedios de bateo. La comparación con Barry Bonds va mas a lo mediático que otra cosa, a pesar de que las estadísticas de ambos a los 33 años, sean muy parecidas.

    ResponderEliminar
  8. Soy Richard Bonilla, Rosalbany es mi hija.

    ResponderEliminar
  9. Soy Richard Bonilla, Rosalbany es mi hija.

    ResponderEliminar
  10. Soy Richard Bonilla, Rosalbany es mi hija.

    ResponderEliminar