martes, 14 de junio de 2016

La próxima hazaña de Miguel Cabrera

El Emergente
Ignacio Serrano

Miguel Cabrera entró hace rato a una etapa de números redondos.

La temporada pasada llegó a 400 cuadrangulares. Este año llegó a 500 dobles. Y luego a 2.000 juegos. Y a 2.400 hits.

Su próxima cifra notable, la siguiente cima que escalará el aragüeño, son las 1.500 impulsadas. Comenzó la semana con 1.481, necesitando apenas 19 para completar la gesta.

No es común que un toletero acumule tantas empujadas en las Grandes Ligas. Desde el inicio de la Liga Nacional, allá por 1876, únicamente 49 peloteros han logrado esa cantidad.

El número 50 será Carlos Beltrán o Cabrera. El puertorriqueño llegó al lunes con 1.487, una ligerísima ventaja sobre el nativo de Maracay, cuya carrera merece el detalle poético de entrar antes al club y ser él quien complete las cinco decenas.

Lo extraordinario con el criollo es que haya hecho todo eso a esta edad. Un pelotero con 33 años de nacido está recorriendo la última parte de su momento cumbre en la alta competencia. Aún no ha llegado al inicio del declive, lento en principio, pero siempre inexorable.

El fin de semana tuvimos un claro ejemplo de lo que resulta al combinar las cifras de Cabrera con el tiempo que lleva en acción. Saber que únicamente Ty Cobb, Rogers Hornsby, Hank Aaron y Robin Yount lo hicieron a menor edad es un clarísimo aviso de la grandeza del maracayero.

Todos son miembros del Salón de la Fama. Cobb fue el líder en hits durante casi un siglo, hasta la aparición de Pete Rose, y su average de .366 es el más elevado en la historia. El .424 de Hornsby es el promedio más alto en una temporada y todavía es visto como uno de los mejores derechos en la MLB. Aaron fue el rey de los jonrones después de Babe Ruth, y aún reina entre los empujadores. Yount fue un prolífico shortstop y centerfielder, cuya relativa discreción posiblemente se deba a que su carrera se llevó a cabo en la pequeña Milwaukee.

El motor de búsqueda de Baseball Reference permite averiguar cuántos bigleaguers llegaron a 1.500 remolques a la edad de Cabrera. El grupo es igual de elitesco.

Alex Rodríguez es el único jugador activo en ese quinteto, donde no aparece Albert Pujols, una pequeña sorpresa. Los otros cuatro son inmortales y su placa lo atestigua en Cooperstown: Aaron, Lou Gehrig, Mel Ott y Jimmy Fox.

Es significativo que los últimos tres desarrollaran su carrera mayormente en la década de los años 20 y sobre todo los 30, una época de pelota viva y estadísticas abultadas. Como sea, aquello no les resta notoriedad, pues ciertamente se cuentan entre los bateadores más respetados en los anales de la gran carpa.

Tal vez ya hayan reparado en el detalle que resplandece al cruzar ambos clubes: el único que es miembro de ambos, con 2.400 indiscutibles y 1.500 empujadas a los 33 años de edad, es Aaron. Cabrera será el segundo en hacerlo.

Pero ojo, que los números redondos del aragüeño en 2016 no terminarán allí. No olvidemos que a finales de zafra debe llegar a 2.500 cohetes, a 1.300 anotadas (comenzó la semana con 1.262) y 1.000 boletos (ayer andaba en 962).

Y vaya aquí un último apunte: si llega a esas cifras, será el primer grandeliga en la historia que pueda combinar 2.400 imparables, 1.500 impulsadas y 1.000 pasaportes a la edad del venezolano.

Será otra irrefutable muestra de su grandeza.

Publicado en El Nacional, el martes 14 de junio de 2016.

1 comentario: