domingo, 19 de junio de 2016

El curioso récord de Josh Barfield

El Emergente
Ignacio Serrano

Josh Barfield todavía es sujeto de polémica entre la afición y el periodismo en Venezuela.

Nació en Barquisimeto, pero se crió en Estados Unidos y nunca regresó.

Tiene garantizada la nacionalidad venezolana, de acuerdo con la Constitución Nacional, y no ha renunciado a ese derecho. Pero no tiene pasaporte local.

Tal dicotomía hace que algunos le cuenten en nuestra lista de grandeligas y que otros le dejen por fuera.

Como este columnista respeta la Constitución, también respeta la inclusión de Barfield, aunque no le guste.

El ex camarero ya se retiró. O al menos, no hay noticias de él desde que en 2013 jugara en una liga independiente. Fue un prospecto importante en su momento, el segunda base del futuro en San Diego. Pero su camino se descarriló, luego de dar 13 jonrones en su año de novato.

¿Y a cuenta de qué revivimos hoy el caso de Barfield?

Porque acaba de realizarse el draft colegial en la MLB y al menos dos peloteros connacionales fueron seleccionados: Andrés Pérez, hijo del ex bigleaguer Eduardo Pérez, y Jesús Luzardo, nacido en Perú, de padres venezolanos y criado en Venezuela.

Ambos, por cierto, tienen doble nacionalidad, lo que les hermana con Barfield, Aurelio Monteagudo, Felipe Paulino, Oswaldo Guillén y otros más. Aunque ese no es el tema de esta columna.

El tema es que al menos ya llega a 40 el número de compatriotas que han dado el salto al beisbol profesional a través del draft colegial. Es una suma importante. Y sin embargo, apenas un miembro de ese largo listado ha completado el sueño de llegar a las mayores.

¿Ya adivinaron? Sí, se trata de Barfield.

Dos de ellos fueron tomados en la primera ronda. Hernán Adames, un campocorto de buenas manos, que luego jugó con los Tigres de Aragua, fue la selección número 19 en 1986, pero hizo mayor cosa. David Espinosa, tomado en el turno 23 en 2000, estuvo muy cerca de llegar, pero paró su desarrollo en Triple A y allí se quedó.

A Espinosa le vimos en la LVBP con el Magallanes, cuando ya no era un súper prospecto. Jugó en circuitos independientes al menos hasta la campaña pasada.

Otros que fueron tomados más abajo, en otras rondas, también se quedaron muy cerca. Ricky Orta estaba encaminado, pero se lesionó el codo en Doble A y perdió su carrera. A Abel Nieves le faltó batear un poco más para dar el último salto, tras llegar a Triple A. Renny Osuna escaló hasta Doble A.

Que sólo uno de los 40 haya jugado en la gran carpa ratifica lo difícil que es el camino del desarrollo en los diamantes. Por cada centenar de firmas, unos pocos llegan. Y sólo una cuarta parte de esos privilegiados consigue un nivel estelar.

Giovanny Alfonzo, hijo de Edgar Alfonzo, es uno de los más recientes en probar. Dio el salto hace un año y por ahora intenta batear en Clase A media.

Puede que Carlos Asuaje rompa esa tendencia. No está protegido en el roster de los Padres, lo que lo dificulta, pero está bateando sobre .330, con más de .890 de OPS y muchos extrabases. Además, tiene la capacidad de jugar en el cuadro y el outfield.

Asuaje nació en Barquisimeto, es agente libre en la LVBP y está radicado en Estados Unidos desde hace muchos años. Es posible que también tenga la doble nacionalidad.

Ya veremos si llega, como parece cerca, y termina compartiendo el curioso récord de Barfield.

Publicado en El Nacional, el domingo 19 de junio de 2016.

10 comentarios:

  1. Yo comparto, contigo el criterio de contar a Josh Barfield en la lista de los venezolanos en las Grandes Ligas, Y en relación al grado de dificultad para llegar a ese nivel es inmenso y creo que de cada 100 peloteros firmados solo llegan 2 o sea el 2%, aquí eso se comprueba el porcentaje seria de 2.50%.

    ResponderEliminar
  2. Yo comparto, contigo el criterio de contar a Josh Barfield en la lista de los venezolanos en las Grandes Ligas, Y en relación al grado de dificultad para llegar a ese nivel es inmenso y creo que de cada 100 peloteros firmados solo llegan 2 o sea el 2%, aquí eso se comprueba el porcentaje seria de 2.50%.

    ResponderEliminar
  3. No se cual criterio prevalece a la hora de crear estas listas de peloteros por países, recuerdo que en los años '90s en una tienda donde compraba barajitas de MLB compré una revista editada en Puerto Rico y aparecian listados de peloteros latinos por países y a Aurelio Monteagudo lo incluían en el listado de los peloteros cubanos(no venezolanos)

    ResponderEliminar
  4. Yo opino que si ese jugador acepta tener esa doble nacionalidad, esta bien , Aurelio Monteagudo nació en Cuba, pero jugo en nuestra liga y ( tengo entendido ) que luego solicitó la nacionalidad Vzlana. En el caso de Josh Barfield, fue una circunstancia, nace en Vzla, creo que su Madre es de Barquisimeto, pero nunca ha mostrado interés de formalizar su derecho

    ResponderEliminar
  5. Yo opino que si ese jugador acepta tener esa doble nacionalidad, esta bien , Aurelio Monteagudo nació en Cuba, pero jugo en nuestra liga y ( tengo entendido ) que luego solicitó la nacionalidad Vzlana. En el caso de Josh Barfield, fue una circunstancia, nace en Vzla, creo que su Madre es de Barquisimeto, pero nunca ha mostrado interés de formalizar su derecho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los padres de Barfield son americanos, la esposa vino a ver a Jesse que jugaba con Cardenales y estaba cerca su embarazo, debido a la epoca (los años 80), y que era otra Venezuela, los sueldos eran accesibles para los foráneos y el pelotero para no dejar a los larenses decidió que su hijo naciera acá.....como señalaron arriba la doble nacionalidad si no le molesta al involucrado hay que tomarlo en cuenta, yo lo he hecho, que no jugó acá es otra historia. Un ejemplo, Félix Hernández jugó una temporada en el país y desde entonces no ha vuelto a estos lares por su condición, pero y si no hubiera jugado se le tomaría en la lista de debutantes.... hay casos de jugadores que ya tienen cierto tiempo de haber debutado en las mayores y acá no han jugado aún... Jhoulys no lo había hecho hasta hace poco, sino me equivoco, la doble nacionalidad parece ser algo común no sólo en el béisbol, allí está A-Rod, sino en el tennis con Garbiñe Muguruza que pese a aceptar la nacionalidad española se siente criolla, por que vivió acá pero cuando le pidieron escoger se decidió por la europea por unos torneos que tendría y de hacerlo con Venezuela no obtendría los cupos.... repitó si el afectado no le molesta hay que tomarlo en cuenta. Ahora que Barfield no haya jugado en el país habría que preguntarse si algún equipo de la LVBP lo busco para jugar, porque es fácil echar leña cuando no se conocen los hechos, cuantos criollos no han jugado acá y su estatus no es regular por citar ejemplos (Gregorio Petit, Gerardo Parra - antes de su estrellato -,Dioner Navarro, etc), hay situaciones donde no juegan por descanso, sueldo o por inseguridad. Ahora preguntemos si el hijo de Pérez jugará en el país y con que equipo o no hará vida en la LVBP, y si llega a las mayores hay que tomarlo en la lista... Que opinas de eso Ignacio y amigos,o de los hijos de Ozzie uno juega en Colombia y otro en las menores... Y que paso con el hijo de Magglio, es un ejemplo claro, no hacen vida en esta liga, hay que tomarlos en cuenta.... nos guste o no, son nacionales

      Eliminar
  6. Entonces Monteagudo aparece en las listas de Cuba y Venezuela!Así como otros peloteros con doble nacionalidad, siguiendo estos ejemplos Carl Herrera también cuenta como NBA Venezolano y trinitario! Por poner un ejemplo del baloncesto venezolano

    ResponderEliminar
  7. Entonces Monteagudo aparece en las listas de Cuba y Venezuela!Así como otros peloteros con doble nacionalidad, siguiendo estos ejemplos Carl Herrera también cuenta como NBA Venezolano y trinitario! Por poner un ejemplo del baloncesto venezolano

    ResponderEliminar