domingo, 15 de mayo de 2016

Junior Guerra: “Hay que seguir aprendiendo”

La prensa de Milwaukee empieza a hacer ruido con el venezolano de 31 años de edad y su desempeño en las mayores, mientras el pitcher guayanés se consolida en la rotación de los Cerveceros

Por Ignacio Serrano
El Nacional

La prensa estadounidense empieza a hacer ruido con Junior Guerra y su inesperado y feliz desempeño en las Grandes Ligas.

El lanzador guayanés condujo a los Cerveceros a un blanqueo combinado el viernes, con otra buena labor de seis entradas, mientras sigue sumando ponches, evitando hits y afianzándose en el quinteto de abridores.

“La rotación de Milwaukee está recibiendo un impulso por parte de alguien que hace dos años estaba lanzando en Italia”, destacó con admiración FOX Sports Wisconsin.

“Un pitcher improbable hizo la mayor parte del esfuerzo para que los Cerveceros completaran un logro en el juego 36 de la temporada”, resaltó el Wisconsin State Journal.

“Han sido apenas tres salidas, pero Junior Guerra está empezando a demostrar que realmente pertenece a las mayores”, subrayó el Milwaukee Journal-Sentinel.

El nativo de San Félix ha trabajado al menos seis entradas en cada una de sus primeras tres aperturas en la gran carpa, como hicieron su compatriota Ramón García en 1991 y Eduardo Rodríguez en 2015, de acuerdo con el motor de búsqueda de Baseball Reference.

Tiene 4.00 de efectividad, pero ha aislado apenas 13 incogibles en 18 entradas. Suma 13 ponches. Ha entregado 5 boletos. Tiene 1.00 de WHIP y 3.19 de FIP, cifras más que adecuadas. Y sólo ha permitido un jonrón.

No está nada mal para un novato que apenas había recorrido cuatro episodios en la gran carpa, el campeonato pasado, y que ya tiene 31 años de edad.

“Hay que seguir aprendiendo, tres aperturas no son suficiente”, declaró el venezolano a la agencia The Associated Press, después de confeccionar su mejor encuentro, hace dos noches. “Hay que seguir mejorando, seguir trabajando duro y ver qué pasa”.

Guerra, que ya tiene marca de 2-0, se ganó una cuarta oportunidad para la semana entrante, y posiblemente una quinta, después de eso. Los lupulosos, un equipo en transición, no esconden su satisfacción.

“Ciertamente, ha hecho su trabajo”, expresó el manager Craig Counsell. “No es su tarea estabilizar la rotación, pero es verdad que lo ha hecho, y lo ha hecho bien”.

El diestro llegó a su divisa vía waivers, tomado cuando los Medias Blancas lo sacaron del roster de 40, al finalizar la pasada zafra. Fue el primer movimiento que realizaba David Stearns, el nuevo gerente general.

“Si eso significa estar, hay que sacarle el mayor provecho”, indicó Guerra, a quien los reporteros buscan con la ayuda de un traductor. “No siento que me he ganado nada. Debo seguir mejorando”.

Guerra únicamente necesitó 83 pitcheos para completar sus seis innings. Porque, aunque su efectividad no lo diga de mejor modo, también ha sido eficiente al trabajar a los rivales en este, su estreno como abridor en la MLB.

Retrato de un dominador
El manager Craig Counsell está sorprendido y contento con lo que hasta ahora ha visto de Junior Guerra.

“Tiene un pitcheo, la recta de dedos separados, que los bateadores realmente tienen que respetar”, describió el piloto de los Cerveceros ante el diario Milwaukee Journal-Sentinel. “Tiene una recta por encima del promedio. Son dos muy buenos pitcheos. Y además tiene esa curva que también puede usar”.

“Sólo con esa recta que hace fallar el swing, y ese envío que se cae y que también genera swings fallidos, neutraliza a los bateadores”, continuó el estratega. “Ha hecho una gran labor combinándolos, y eso es algo que siempre estará en la cabeza de un toletero, cuando le toca enfrentarse a algo así”.

Lo demostró hace año y medio con los Tiburones de La Guaira, cuando usó esas mismas herramientas para iniciar el camino que por fin le ha puesto en las Grandes Ligas.

Publicado en El Nacional, el domingo 15 de mayo de 2016.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada