miércoles, 3 de julio de 2013

El Emergente. Cabrera, Davis y la segunda mitad de la zafra

¿Con cuántos jonrones terminarán esta temporada Miguel Cabrera y Chris Davis? ¿Podrán mantener el paso actual?

¿Con cuántos jonrones terminará esta temporada Miguel Cabrera? ¿Cuántos dará Chris Davis?

¿Podrá el estadounidense mantener ese paso? ¿Podrá el venezolano?

Ambos están por encima de sus promedios, así que no debe extrañar si no pueden dar 31 y 25 cuadrangulares en la segunda mitad.

Cabrera tenía un vuelacercas cada 19,8 apariciones legales en su carrera, por uno cada 18,4 de Davis, al escribir esta columna. Pero esos promedios eran mucho mejores al sólo contar 2013, con un bambinazo cada 14,9 apariciones, en el caso del criollo, y uno cada 11, en el caso del norteamericano.

En teoría, ambos deberían experimentar una regresión.

Entre las muchas cosas apasionantes del beisbol está el hecho de ser el único deporte que se juega todos los días y durante seis meses, en el caso de las mayores.

Esta rareza permite que los promedios se impongan más que en otras disciplinas y es lo que explica que algunos peloteros tengan un desempeño superlativo durante tres meses y repentinamente caigan en un bajón que dura tres meses más. Casi todo tiende a su promedio, siempre y cuando haya suficiente tiempo disponible para que suceda así.

A veces son las lesiones, a veces el agua que toma su nivel. Abundan los casos de peloteros que salen en busca de todos los récords en los primeros tres meses de acción y se desinflan en la segunda mitad, literalmente.

Ken Griffey Jr. disparó 33 estacazos de vuelta completa antes del Juego de Estrellas en 1994, pero únicamente logró 7 el resto del campeonato.

Frank Thomas pasó de 32 a 6, ese mismo año.

Mike Schmidt, en 1976, dio 31 entre abril y los primeros días de julio, para solamente agregar 7 más en lo sucesivo.

Más dramático fue el caso de José Canseco, que dio un salto al vacío en 1999, al ir de 31 en la parte inicial a 3 en la segunda.

Dave Kingman dio 30 y 7, en 1976, y Mark McGwire pasó de 30 a sólo 2, en 2000.

¿Qué sucederá con Cabrera y Davis? Y la pregunta puede hacerse extensiva al líder jonronero de la Liga Nacional, Carlos González, que en su carrera ha dado un jonrón cada 22,7 apariciones, pero en 2013 tiene un ritmo de uno cada 16,1.

¿Mantendrán el paso? ¿Se convertirá el estadounidense en el primer toletero con 60 en la era post esteroides? ¿Será el aragüeño el primer criollo con 50? ¿Podrá el zuliano rebasar los 40 por primera vez?

La exhibición de Davis recuerda, en cierto modo, lo sucedido el año pasado, cuando Mike Trout emergió para arrebatarle parte del protagonismo al maracayero.

Hoy pocos recuerdan a Trout, a pesar de que, por cierto, vive otra gran campaña, con una brillante línea ofensiva de .315/.392/.545 esta semana, con 13 cuadrangulares, 6 triples, 25 tubeyes, 57 anotadas, 52 empujadas y 20 bases robadas.

Aunque discretamente perdido detrás de lo que hacen aquellos dos, tiene una proyección de casi 30 vuelacercas, 100 anotadas, 100 empujadas, 12 tribeyes, 50 dobles y 40 robos, lo que ratifica su excepcional potencial, especialmente por tratarse de alguien que apenas cumplirá 22 años el 7 de agosto.

La sospecha que algunos aficionados sienten por Davis y la antipatía que no pocos expresaron por Trout, debido al lógico deseo de ver a un compatriota en lo más alto, nos hace recordar a Dave Cameron, autor del estupendo blog USS Mariner y colaborador de FanGraphs, sabermétrico confeso, que recordaba hace días la polémica de noviembre pasado y admitía que todo se debía a que comparar peloteros siempre resulta antipático.

Pero cerraba Cameron, respecto a Cabrera, con algo como esto: “Cabrera es hoy el mejor bateador del beisbol, bien si usas las estadísticas tradicionales o si prefieres las avanzadas”. Grande.

Publicado en El Nacional, el miércoles 3 de julio de 2013.

1 comentario:

  1. Excelente como siempre los articulos. Pero creo que hay que hacer un salvedad. En 1994 la temporada se interrumpió por la huelga de peloteros. Creo que el 12 o 14 de Agosto estallo la huelga asi que Ken Griffey Jr y Frank Thomas no se desinflaron sino que no se les dio chance. Saludos

    ResponderEliminar