martes, 12 de abril de 2011

Antonio Armas: "Miguel Cabrera da jonrones que yo no daba"

El primer gran jonronero de Venezuela confiesa que disfruta seguir la carrera de sus herederos y vaticina que pronto otros criollos también le igualarán

Antonio Armas sabía que Miguel Cabrera estaba por darle alcance en la lista de los principales jonroneros venezolanos en las grandes ligas.

“Vi cuando dio el (cuadrangular) 250, por eso estaba pendiente”, comentó el lunes el nativo de Puerto Píritu, desde su casa en Anzoátegui. “El domingo nos sentamos a ver el juego por televisión. Lo estábamos ligando”.

Armas también vio cuando Magglio Ordóñez sacudió el vuelacercas 251 de su historia, hace tres años.
“Ahora es más fácil, porque transmiten muchos partidos”, señaló el antiguo slugger, con una audible sonrisa.

Y es que Armas disfruta seguir los pasos de sus herederos. Ya son cuatro los criollos que han alcanzado la cifra que alguna vez pareció impensable (además de Ordóñez y Cabrera, lo hicieron Andrés Galarraga y Bob Abreu) y él atiende complacido las llamadas que le hace la prensa, cuando un nuevo émulo aparece.

“Cabrera es un fenómeno”, atizó. “Cuando yo tenía 26 años de edad jugué mi primera temporada completa. Él tiene 27 y ya suma 250 y pico jonrones. Esto siempre lo digo jocosamente, pero es cierto. Es un fenómeno”.

Armas está convencido de que otros compatriotas le darán alcance muy pronto. Cita a Víctor Martínez, para poner un ejemplo, y se explaya con la juventud que viene desarrollándose en las menores.

“El beisbol ahora es diferente, quizás por la expansión, quizás porque hay mejor preparación, no sé”, señaló.

Instructor de bateo como es, admite que disfruta ver batear a sus sucesores y herederos.

“Les veo jugar para aprender un poquito más, y poder transmitir eso luego”, explicó. “Pero voy a ser sincero: no hay uno que disfrute más. En algunos aprecio el poder, en otros su agresividad o la forma en que manejan el pitcheo”.

El aporreador ideal, para Armas, tendría “la inteligencia de Abreu”, “la fogosidad de Elvis Andrus”, “el poder de Cabrera” y “usaría todo el terreno, como Magglio y Víctor”.

Confiesa, sin embargo, que ve en el aragüeño de los Tigres de Detroit a un bateador diferente a los demás.

“Creo que va a batear muchos, pero muchos jonrones más”, aseveró. “Tiene fuerza para todos lados. (El manager Jim) Leyland está en lo correcto cuando dice que va a dar otros 250. Creo que serán más que eso. Él la saca por el right con facilidad. Yo era un bateador del centro hacia el left, pero él a cada rato la saca por el right. En eso nos lleva a todos un ventajón”.

El rey de la precocidad
Turno a turno, nadie ha llegado a los 251 jonrones tan rápido como el aragüeño, pero la comparación deja muy bien parado al que fuera el primer rey venezolano del cuadrangular.

Antonio Armas llegó a 251 jonrones el 15 de septiembre de 1989. Lo hizo en el juego 1.427 de su carrera, con 5.854 apariciones y 5.147 turnos. Tenía 36 años, 2 meses y 13 días de nacido.

Andrés Galarraga llegó a 251 el 9 de abril de 1997. Lo hizo en el juego 1.475 de su carrera, con 6.000 apariciones y 5.504 turnos. Tenía 35 años, 9 meses y 22 días de nacido.

Magglio Ordóñez llegó a 251 el 22 de abril de 2008, en el juego 1.416 de su carrera, con 5.971 apariciones y 5.378 turnos. Tenía 34 años, 2 meses y 25 días de nacido.

Bob Abreu llegó a 251 el 6 de agosto de 2009, en el juego 1.899 de su carrera, con 8.192 apariciones y 6.863 turnos. Tenía 35 años, 4 meses y 26 días de nacido.

Miguel Cabrera llegó a 251 el 10 de abril de 2011, en el juego 1.199 de su carrera, con 5.128 apariciones y 4.500 turnos, a los 27 años, 11 meses y 23 días.

Publicado en El Nacional, el martes 12 de abril de 2011.

1 comentario:

  1. un fenómeno que va a pegar unos 600 si deja la caña y se porta bien..

    ResponderEliminar